Siguenos



El proyecto comienza a tomar forma durante la residencia de Claudio Santana Bórquez como actor estable del Laboratorio Permanente di Ricerca sull'Arte dell'Attore, Torino, Italia (2008-2010).  
La posibilidad de dedicarse durante poco más de dos años, en completo retiro, le permitió redescubrir el arte y oficio del actor en su dimensión más simple y perdurable: el ser humano en acción. 

En condiciones especiales de trabajo (8 a 12 horas diarias, 6 días por semana), toda la  práctica realizada en Italia, fue enfocada hacia la plena atención sobre uno mismo. Algo así como ser consciente totalmente del Ser y del hacer, en el momento actual y en armonía con el entorno. Lo que se desarrollaba por medio de una búsqueda incansable por la maestría y dominio del oficio objetivo del arte del actor. 

En este contexto: el silencio, la precisión despiadada y la búsqueda por la alta calidad performativa, fueron tareas del trabajo diario.

Este período de alejamiento del mundo teatral común (el mundo de las producciones y espectáculos teatrales) permitió conocer, vivenciar y adquirir herramientas concretas, que objetivan el arte y oficio del actor. Situándolo al nivel de una filosofía y una práctica.   

El PROYECTO

"La idea vino hacia el final de mi permanencia en el Laboratorio Permanente, cuando decidí seguir mi camino solo. Decidí irme, quise volver a ser director, quería volver y aplicar la experiencia en mi antigua carrera de director. Tomé la decisión de partir y nació la necesidad de encausar esa experiencia en un proyecto con el que tuviera la posibilidad de desarrollarme en esta dimensión del trabajo actoral. Viví una forma de trabajo única, cien por ciento centrado en la persona, independiente de la forma artística, independiente del teatro y de lo estético. Este trabajo estaba centrado en la vivencia y la experiencia, en la espontaneidad auténtica de la persona que está en una acción. Entonces necesitaba de un proyecto a largo plazo que me pudiera mantener activo en esta posibilidad del trabajo actoral, que me permitiera continuar con esta práctica. Un proyecto personal, si se quiere, un proyecto artístico de vida."

La PERSONA

"Pensé en el concepto...y lo que se me venia a la mente era la persona. La persona es la máscara de la esencia del ser humano. Se dice que pasamos la vida descubriendo cuál es esta apariencia que tenemos para la sociedad. Y la otra mitad de nuestra vida, deberíamos dedicarla a buscar la esencia. Aquello verderamente auténtico que es libre del mundo social, y que está vivo dentro de cada uno. Nuestra esencia."

El TEATRO

"En relación al teatro y a las artes performativas, esta dimensión de trabajo se vincula a través de la performance del actuante. La performance es el proceso vivo y actual del actuante. Este proceso de compenetración experiencial de la persona, está más allá de toda estética artística o espectáculo. Sin embargo, en su ejecución performativa, es impecable, única y evidente. Es aquí donde podemos hablar de un término conocido por todos: el performer. El performer es el canal vivo a través de quien pasa y se traspasa el proceso vivo al observador (el público). Esta conducción del proceso sólo encuentrará su eficacia en la alta calidad performativa de la persona en acción. Según mi punto de vista, es un ideal de trabajo muy antiguo, que proviene desde antes de la concepción del teatro como lo conocemos. Es una práctica humana anterior a la representación de papeles y espectáculos. El performer habla en su propio nombre. Es alguien que busca el conocimiento y para alcanzar este conocimiento tiene el "hacer". En este sentido del hacer, estamos hablando de una persona que posee y practica una disciplina. Su práctica es específica y concreta, es material y es objetiva. Es una práctica que elabora sobre el cuerpo, sonido (canto, palabra u otro), ritmo y acción. En definitiva, es una prácticas que se desarrolla sobre los elementos básicos que debe dominar un artista de las performing arts. Este dominio ofrece al performer la develación su presencia, y el encuentro e intercambio auténtico con los otros."

ACTUALMENTE

El proyecto ha venido tomando forma paulatina y lentamente. Se forman grupos  que practican por algunos meses los principios de trabajo anteriormente nombrados. Es una práctica rigurosa que se inicia trabajando únicamente con las personas y su finalidad no es exclusivamente un producto mostrable a público, sino que corresponde a un proceso de trabajo actoral profundo, que da la posibilidad real al actor de investigar en su práctica, de explorar sobre su trabajo, de experimentar mas allá de la forma, de trabajar por sí mismo y por el trabajo propio y no para un otro. El director (la figura del director) en este caso, supervisa y observa, es un guía del trabajo personal. El trabajo puede o no ser mostrado a público, sin embargo, hemos realizado variadas performances públicas que reúnen el material estructurado durante los procesos de laboratorio.

A partir de esto se crea el Programa de Estudios Especializados Performer que ha abierto un lugar estable, y por primera vez en Chile, para este campo de perfeccionamiento actoral y performativo.


Powered by JOrtega Diseños ® 2017